Sobre los Dominicos

Nuestra misión es la predicación

Los frailes dominicos son una orden religiosa católica romana de hombres oficialmente llamada la Orden de Predicadores. Nuestra sede provincial se encuentra en Chicago, Illinois. Como la Provincia Central de los Estados Unidos, con 200 miembros, servimos principalmente en el Medio Oeste, pero nuestro trabajo se extiende por todo el mundo. Nuestros ministerios abarcan desde Albuquerque a Detroit, St. Louis a Minneapolis, luego a Bolivia, Francia, Suiza, Roma, Nigeria y Kenia.

Nuestro Comienzo

“¿cómo oirán si no hay quien lo proclame? Y ¿cómo lo proclamarán si no son enviados?” 

Romanos 10:14,15

San Pablo planteó estas dos preguntas, junto con sus respuestas implícitas, a los romanos de su tiempo.

Santo Domingo actuó con estas palabras. Trece siglos más tarde, en 1216, Santo Domingo de Guzmán respondió a una necesidad desesperada de predicación fidedigna al fundar la Orden de Predicadores. Él entrenó a sus predicadores para afirmar que el mundo es el lugar donde Cristo fue descubierto y para contrarrestar las falsas enseñanzas que negaban la dignidad humana. Por él somos llamados dominicos y seguimos difundiendo las Buenas Nuevas de Jesucristo en nuestro mundo el día de hoy.

Nueva forma de vida religiosa

Domingo comenzó una nueva forma de vida religiosa, la vida del fraile. Antes de este tiempo, la vida religiosa había sido monástica, pero, con Domingo, el monasterio apartado cedió el paso a los prioratos en las ciudades. Desde sus prioratos, los frailes salían a predicar. Luego regresaban a sus prioratos para refrescarse con la oración y ser apoyados por los hermanos.

Domingo sabía que la predicación del Evangelio debía estar arraigada en un profundo conocimiento y amor por el Evangelio. Se dio cuenta de la importancia del estudio para sus frailes. Con sus primeros seguidores, Domingo se convirtió en un estudiante de teología (a pesar de que en ese momento Domingo ya había sido ordenado sacerdote con el entrenamiento teológico previamente requerido).

En el momento de su muerte en 1221, la Orden se había extendido por Europa occidental, cientos de jóvenes se habían unido y la presencia de la Orden de Predicadores se sintió en las principales universidades de la época.

Los Dominicos Actuales

Los primeros dominicos en venir a este continente vinieron con los primeros exploradores. Además, los comienzos de las actuales provincias datan del año 1805 cuando los dominicos llegaron a Kentucky. Este fue el comienzo de la Provincia de San José (Provincia Oriental). La Provincia del Santo Nombre (Provincia Occidental) data de la década de 1850. La Provincia de San Alberto Magno comenzó en 1939 y la Provincia de San Martín de Porres (Provincia Sur) fue fundada en 1979.

La Provincia de San Alberto Magno

La Parroquia de Santo Domingo reside en la Provincia de San Alberto Magno (o la Provincia Central del medio oeste de América del Norte). La Provincia Central incluye los estados de Michigan, Indiana, Wisconsin, Illinois, Minnesota, Iowa, Missouri, Dakota del Norte y del Sur, Nebraska, Kansas, Wyoming, Colorado y Nuevo México. Los miembros de la provincia también ministran en Bolivia, Nigeria y América Central. La sede provincial se encuentra en Chicago, el noviciado esta en Denver y la casa de teología en St. Louis. Hay alrededor de 200 miembros de la Provincia de San Alberto Magno. Para obtener más información sobre la Provincia Central, visite su sitio web en opcentral.org.

Hermanos los Unos con los Otros

Todos los miembros de las provincias son hermanos los unos con los otros. La mayoría de los hermanos son ordenados como sacerdotes o son hermanos estudiantes que se preparan para la ordenación. La ordenación no es necesaria para ser un miembro de la orden. Los hermanos cooperadores son aquellos miembros de la provincia cuyo ministerio a tiempo completo es el del ministerio no ordenado. Durante muchos siglos, los hermanos cooperadores de la orden cubrieron las necesidades materiales de la comunidad, trabajando en mantenimiento, administración y limpieza. Algunos de los hermanos cooperadores todavía sirven de esta manera, pero recientemente muchos se han involucrado en otras formas de ministerio, por ejemplo, predicación, trabajo social, enseñanza, etc.

Noviciado

El noviciado de la Provincia de San Alberto Magno se ha ubicado en la Parroquia de Santo Domingo desde 1978. Aquí es donde los novicios pasan su primer año de discernimiento en la formación para ser frailes dominicos bajo la dirección del maestro de novicios.

Durante el noviciado, los novicios viven en comunidad y aprenden sobre la vida como fraile dominico. Además de las oraciones y comidas comunitarias regulares con la comunidad, los novicios también se toman el tiempo para cultivar una vida privada de oración y participar en un estudio informal. Además, trabajan en apostolados en el área metropolitana de Denver un día a la semana.

Los Novicios también son participantes activos en la Parroquia de Santo Domingo, participan en los ministerios litúrgicos, el coro, enseñan educación religiosa y se relacionan con la familia dominica.

Laicos dominicos en Denver

Los laicos dominicos de Denver son una parte integral de la Familia Dominica de sacerdotes, frailes, monjas y hermanas. Cada miembro ha profesado una devoción de por vida a vivir en el espíritu de Santo Domingo predicando los Evangelios en la fe católica. Al vivir con este espíritu, predicamos, no solo en palabras, sino a través de nuestras acciones e interacciones con otros, así como a través del servicio a la Parroquia de Santo Domingo y otras parroquias en el área metropolitana de Denver.

Los sacerdotes, hermanos, hermanas y laicos dominicos se encuentran en todo el mundo, esforzándose a su manera para imitar el ejemplo de Domingo y vivir el Evangelio. Visite Dominican Central para obtener una descripción general de nuestra organización provincial y mundial.